Categorías
Blog

Residuos del café usos, para plantas, insectos, antiolores, piel…

Una de las acciones que solemos hacer después de preparar nuestro café, es tirar los «posos» esos residuos que quedan al cubo de la basura, pero podemos darle distintos usos.

Dependiendo del uso que le vayamos a dar requerirá de un tratamiento u otro, ya sea tal cual si lo queremos usar como compost, o secándolo previamente para otros usos que ahora veremos.

Usar los posos de café como abono para las plantas

Y es que no olvidemos que el café que utilizamos no deja de ser una semilla, es algo totalmente natural, y como casi todo, puede ser utilizado como abono para otras plantas.

En este caso tenemos varias opciones, pero no será necesario utilizarlo más de una vez al mes en cada una.

Podemos verterlo directamente a la tierra de la planta (con cuidado de no crear un montón muy grande) o también podemos mezclar dichos residuos del café con el agua antes de regar.

Ambas combinaciones son muy buenas y aportarán nutrientes a nuestras plantas.

También añadir que no solamente sirven para las plantas, si no para las legumbres y hortalizas, por lo que si tienes un huerto (sobre todo urbano, ya que en el campo se suele utilizar el abono que generan los animales) puedes utilizarlo en tus tomates, pimiento, etc. Ya que además de ayudar en el crecimiento no deja rastro de olor.

Residuos de café para ahuyentar insectos

Y es que a pesar de que el olor del café a la gran mayoría de personas nos resulta agradable, no es así para muchos de los animales, por lo que es una buena forma de mantener alejados algunos animalitos de nuestra casa, como pueden ser los caracoles o las hormigas.

Para esta función, lo ideal es colocar bolsitas (como si fuesen de té) en puntos estratégicos de la casa, como puede ser detrás de las puertas o los muebles.

Hay que añadir que este olor no le resulta agradable a los gatos por lo que si los tienes en casa (o en el exterior) lo mejor es que busques otros métodos para repeler los insectos, ya que no le hará ninguna gracia a tu mascota.

Función de los posos del café como antiolores

Y es que aunque es poco conocida esta función, los posos de café atrapan muy bien los malos olores, por lo que si dejamos un bote destapado (importante) dentro de armarios o muebles donde notemos que se puede acumular humedad o unos olores no deseados debido a los productos que allí guardamos,

nos puede servir muy bien para mantener un aroma «decente» dentro de los mismos.

Otra opción como anti olor es en nuestra piel, por ejemplo, cuando cocinamos con cebolla o ajos, se nos queda ese olor fuerte en las manos bastante desagradable, un método para reducirlo bastante, es frotarnos las manos con esos residuos del café y posteriormente lavarlas, nos daremos cuenta que olerán muchísimo menos que si simplemente nos las lavamos con agua y jabón.

Usos para los residuos del café
Usos para los residuos del café

Limpiar las ollas y las sartenes con la borra del café

Los posos del café están formados por pequeños granitos (depende de la molienda que haya tenido) y esto hace que tenga una textura similar a la arena, por lo que será muy útil a la hora de limpiar sartenes y ollas que tengan mucha suciedad pegada.

Por ejemplo, cuando haces arroz o fríes rebozados te darás cuenta que quedan muchos restos difíciles de eliminar pegados al recipiente, pues si mezclamos un poquito de la borra del café con el jabón y frotamos con el estropajo que solemos usar, nos hará mucho más fácil el trabajo.

Dejar claro que esto solamente es útil en utensilios de cocina que ya «estén usados», obviamente no se puede usar en productos nuevos de acero inoxidable o aluminio ya que quedarán rallados y feos.

Es muy útil en sartenes donde el teflón ya ha dado de sí o en ollas que llevamos un tiempo utilizándolas, no vayáis a hacer la prueba con un producto recién estrenado.

Utilizar los residuos del café en la piel y en el cabello

Todo indica que los antioxidantes del café no se van por completo a la hora de preparar la bebida, si no que también se quedan en los restos y pueden ser aprovechados.

Una de las técnicas que se usa es la de mezclar los posos de café con gel de ducha o aceite corporal y aplicarlo en la piel haciendo círculos.

También da brillo a los cabellos morenos y castaños, para ello, debemos preparar una «infusión» con la borra del café, y una vez que esté fría la aplicamos en nuestro pelo húmedo y posteriormente lo aclaramos bien, eso nos dará un brillo extra a nuestro cabello.

Una respuesta a «Residuos del café usos, para plantas, insectos, antiolores, piel…»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.