Categorías
Café

Molienda del café, como seleccionar la mejor para nosotros

Saber elegir el café molido que mejor se adapta a nuestro gusto y cafetera es una tarea muy importante ya que de eso dependerá en gran parte el sabor final de la bebida.

Pero, entonces no hay solo un tipo de molienda? No sirve cualquier molienda para todas las cafeteras?

La respuesta a ambas preguntas es NO. Tenemos una gran variedad de moliendas diferentes y cada una va enfocada hacia un tipo de café, por lo que no usaremos el mismo grado en una cafetera exprés que en una moka.

Tipos de molienda del café

Lo primero que tenemos que tener claro es que la molienda y el café van juntos de la mano. No se puede hacer un buen café sin haberlo molido.

Dentro de esto tenemos diferentes opciones a día de hoy, entre las que destacan comprar el café ya molido, utilizar un molinillo de café o utilizar una cafetera superautomática (la cual trae le molinillo incorporado).

Pero, podemos mezclar el grano del café con agua?

Si, claro, como se suele decir «por poder puedes», pero crearías una infusión donde apenas se notaría la esencia ni el aroma del café, por lo que de alguna manera se podría decir que es desperdiciar el producto.

Entonces, cuantos tipos de molienda hay?

Pues hoy en día diferenciamos 3 tipos de molienda, y aunque dentro de cada uno haya subtipos, la clasificación suele ser la siguiente:

  • Molienda gruesa: La textura se podría definir como «granulosa», notamos esos pequeños granitos al tocarla y si cogemos un poco de café de molienda gruesa entre nuestros dedos y luego lo soltamos podemos observar como no se queda pegado ni nos mancha.
  • Molienda media: En este tipo de molienda el café nos recuerda a la textura que tiene la arena de la playa. Si queremos compararlo con el anterior, al cogerlo entre nuestros dedos y soltar, veremos como aún se desprende de forma sencilla pero ya nos deja alguna que otra mancha.
  • Molienda fina: Podríamos compararlo con la textura de la harina, en este caso si lo cogemos con los dedos podemos notar como se pega y además mancha bastante.

Qué es la molienda del café?

Está muy bien que hayamos visto los tipos, y a pesar de que ya te haces una idea, sabes lo que es realmente la molienda del café?

Se podría definir la molienda como el proceso durante el cual convertimos el grano de café a polvo, siendo este más o menos grueso (como vimos anteriormente) haciéndolo de esa manera apto para preparar nuestra bebida favorita.

Para controlar este proceso y hacerlo de una manera que se adapte a nosotros se utilizan los molinillos de café.

Oferta
Bosch Hogar TSM6A013B - Molinillo de café eléctrico, 180 W, capacidad 75 gramos, color negro
  • Utilice el dispositivo únicamente: de acuerdo con estas instrucciones de uso
  • Para moler granos de café tostados para café o espresso
  • Para uso doméstico privado y en locales cerrados de una vivienda, a temperatura ambiente
  • Para cantidades de preparación y tiempos de procesamiento habituales para un hogar
  • A una altitud máxima de 2000 m sobre el nivel del mar

Como vimos anteriormente tenemos la opción de comprarlo molido, hay marcas que ofrecen café de gran calidad y eso nos ahorrará tiempo. Pero si hablamos de conseguir un café «top» lo ideal es molerlo en casa justo antes de preparar nuestra taza.

Un tipo de molienda para café

Cada cafetera tiene una forma de preparar la bebida, unas por vapor, otras por contacto directo del agua, etc. por lo que parece obvio que no debemos utilizar la misma molienda en todas.

Aquí veremos un poco por encima cual es el uso principal de cada una de las moliendas que hemos visto.

Café de molienda gruesa: Para seguir el orden por el que los he clasificado, empezaré por este.

El café de molienda gruesa es el más recomendado si preparamos nuestra bebida en una cafetera de prensa o francesa.

En este tipo de cafeteras lo que se busca es que el agua tenga el mayor contacto posible con la superficie del café para poder extraer al máximo toda la esencia y el aroma del mismo.

Aquí conseguiremos un café de cuerpo medio, una intensidad bastante inferior a la de las cafeteras exprés y una textura «arenosa» debido al sistema de filtro que tiene.

También es utilizado en las cafeteras de goteo. Aquí, a diferencia que en las cafeteras exprés, no nos interesa que el agua tarde mucho en cruzar la «capa de café», ya que el resultado sería una bebida muy amarga.

Una molienda fina, haría que el polvo no deje pasar apenas el agua, por lo que en las cafeteras de goteo es recomendable una molienda gruesa.

Molienda media: Este tipo de molienda ya se usa algo más que la anterior, es la ideal para las cafeteras italiana o moka.

Aquí la cafetera necesita tener un contacto continuo del vapor de agua con el café, y la textura de «arena de playa» que tiene este tipo de molienda facilita mucho el paso del mismo, sin reducir el tiempo de extracción y consiguiendo que arrastre todo el aroma del café.

Podríamos usar incluso molienda fina, pero el problema es que si el grado es excesivamente fino, corremos el riesgo de que el café sea excesivamente amargo.

Por lo que una apuesta segura en las cafeteras moka es utilizar el café de molienda de grado medio.

Molienda fina: Sin duda alguna es el tipo de molienda más utilizado hoy en día.

Aunque dentro de ella hay diferentes grados, lo que engloba a «fina» es la que sirve para las cafeteras espresso por lo que ya os podéis hacer una idea del alcance que tiene.

Este tipo de cafeteras recibe el nombre por la velocidad con la que prepara el café, en tan solo 20-25 segundos tenemos lista nuestra bebida, por lo que aquí es importante que la molienda convierta el café en casi polvo, para que de esa manera en el corto periodo de tiempo que dura el preparado el agua consiga entrar en contacto con la mayor parte posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.