Categorías
Blog

La presencia del café en el cine a lo largo de la historia

El café es, sin duda, uno de los recursos más empleados en la gran pantalla. ¿Quién no recuerda a Audrey Hepburn ante el escaparate de Tiffany´s con su vaso de café? ¿O a la encantadora Amélie en el Cafe deux moulins? En la siguiente lista recogemos algunas de las películas más icónicas relacionadas con esta bebida.

Un café de cine

Amélie: este film, estrenado hace ya más de dos décadas, cuenta una historia de amor. Y no, no nos referimos a la de la protagonista, Audrey Tatou, sino al romance con París y con el barrio de Montmartre. Ambientada en este barrio bohemio de la capital francesa, Amélie es un regalo para los sentidos. Y, por supuesto, el café tiene su lugar privilegiado en el film, pues la protagonista trabaja en una encantadora cafetería llamada Cafe deux moulins.

Desyuno con diamantes: como comentábamos en el encabezado, cualquier cinéfilo que se precie reconoce la icónica escena en la que Audrey Hepburn disfruta de su desayuno ante el escaparate de Tiffany’s. Y es que, si hablamos de desayunos… ¿Cómo no va a haber café de por medio?

Café Society: en esta comedia romántica de Woody Allen nos encontramos con un club nocturno llamado Café Society, que sirve para que varios de los personajes principales se reencuentren.

Coffee & Cigarettes: esta no es una película en sí misma, sino un conjunto de largometrajes y cortometrajes en blanco y negro en los que se puede ver a rostros conocidos del mundo del cine, la música o la política debatiendo alrededor de una mesa mientras toman café y fuman.

Pulp Fiction: en este film de Tarantino, son varias las escenas en las que podemos ver a John Travolta, Uma Thurman y Bruce Willis charlando mientras disfrutan de su taza de café.

Notting Hill: cualquiera que haya visto esta película sabe la importancia del café en ella. Y es que la historia de William y Anna sería muy diferente si no se hubieran tirado el café por encima… Por cierto, ¿sabíais que, en realidad, no era café sino coca-cola?

Bagdad café: en esta película alemana de 1987, Jasmine se refugia en el Bagdad Café, un bar de carretera en medio del desierto de Mohave, tras discutir con su marido.

Reservoir Dogs: al inicio de este film de Tarantino, los protagonistas toman un café en un restaurante mientras tienen la conversación más surrealista de la historia del cine hablando de la canción Like a virgin de Madonna y de si tiene sentido darle propina a la camarera.

Sospechosos habituales: la escena en la que una taza de café cae al suelo y se rompe en mil pedazos marca el punto de inflexión de la película.

Camera café: esta serie, de la que posteriormente se hizo una película, trataba de los cotilleos de oficina que se extendía en torno a una máquina de café.

Big Bang Theory: aunque los protagonistas de esta serie no son especialmente cafeteros, algunas de las escenas más icónicas de la misma tienen una taza de café como protagonista… Como cuando entran a robar en el piso de Leonard y Sheldon y ambos, junto con Penny, deben hacer turnos de vigilancia.

Café con aroma de mujer: para los amantes de las telenovelas, este clásico colombiano de 1994, del que Netflix hizo una nueva versión en 2021, gira en torno al mundo de los cafetales. En ella, además de la historia de amor entre Gaviota y Sebastián, podréis ver cómo se recolecta el café, el proceso de secado y los sistemas de producción hasta que llega a nuestras cafeteras.

Friends: No podíamos cerrar esta lista sin mencionar la sitcom más emblemática de la historia. Y es que la historia de Rachel, Ross, Mónica, Chandler, Phobey y Joey sería muy diferente sin el café Central Perk.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.