Categorías
Blog Café

Como preparar café de cápsulas con chocolate

Hay muchas personas a las que no le gusta el sabor del café pero quieren sus beneficios, ya sea por la parte de los antioxidantes como por la cafeína.

Entonces, para este tipo de casos tenemos diferentes soluciones, pero la más común y habitual es «esconder» el sabor del café bajo el sabor del chocolate.

Esto es mucho más sencillo de lo que parece, ya hemos visto como hacerlo en cafeteras exprés, pero, sabemos como hacerlo en cafeteras de cápsulas?

La verdad es que tenemos dos opciones para conseguir un buen café con chocolate en nuestra cafetera de cápsulas, la primera opción creo que es evidente, comprar cápsulas que ya traen hecha esa mezcla, simplemente las introducimos en la cafetera y listo, ya saldrá un exquisito café con chocolate.

Las cápsulas que podemos utilizar son las siguientes:

Pero siendo honestos, no es la opción que yo elegiría. Sí, es cierto que es mucho más sencillo ya que solo es poner la cápsula y listo, pero personalmente siento que el café no queda a mi gusto.

De todas las cápsulas que he probado, me encuentro con que el café sale muy aguado, que el chocolate no me gusta o incluso cafés que solamente saben a avellana.

Yo me decantaría por este segundo método, que a pesar de tener algo más de trabajo (muy poco) consigue que el café quede a nuestro gusto, ya que lo personalizaremos como nos de la gana.

  • Lo primero es seleccionar un buen café, personalmente me gustan las cápsulas que os dejo a continuación. No son las más baratas ni las más caras. Realmente es un café que me gusta aprovechar para estas cosas, el equivalente es el World Exploration de Nespresso pero cuesta casi el doble, por lo que me decanto por las cápsulas L’Or.
  • Ahora nos toca elegir un chocolate que nos guste. Aquí no puedo dar mucho consejos ya que es una decisión personal, tan solo debemos seleccionar un chocolate que comamos habitualmente y listo.
  • Ya lo último es muy sencillo, echamos una onza de chocolate en el fondo de la taza y posteriormente preparamos el café en cápsulas, al caer caliente, el chocolate se va a ir derritiendo, una vez esté terminado, podemos ayudarnos de una cucharilla para que quede totalmente homogéneo.

Como veis es muy fácil de hacer, queda con un buen sabor, mucho mejor que los que vienen ya preparados en cápsulas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.